Monday, July 03, 2006

 

Awabi de Kan Takahama

¿Cuántas personas hay en una pareja?

A veces más de dos. A veces menos.

Awabi de Kan Takahama es un compendio de seis bellos relatos sobre estos desajustes. Relaciones en las que falta uno, relaciones en las que sobra otro: las historias de amor nunca son historias de dos.

O dicho de otra manera, más dramática y más esclarecedora: en las historias de amor, sólo al final quedan dos. En una relación, dos son los que quedan cuando todos los demás se han ido. Dos es la conclusión, dos es la abdicación, dos es la renuncia.

Pero a veces esta renuncia se hace insoportable, claustrofóbica, angustiante.

Esta es la angustia que nos narra Takahama a lo largo de los seis relatos. Una angustia insoportable que finalmente estalla, explota y reclama que aquellos que se han dejado atrás emerjan de nuevo.

Terceras personas que irrumpen y configuran extraños triángulos amorosos; amores olvidados que se recuerdan de repente y que nos hacen buscarlos de nuevo; extraños que llegan y desvelan la trágica inestabilidad y fragilidad de una pareja que se rompe.

Hermoso punto: la inestabilidad de las relaciones. Amigos que, de pronto, se miran a los ojos como amantes; amores que, lentamente, se desvanecen y se alejan; ese momento a partir del cual se hace imposible volver a decir “te quiero”; ese momento en el que la voz se desgarra al decir “hasta mañana”.

“Hasta mañana”. A partir de cierto momento las palabras ya no pueden significar lo mismo; y Takahama recoge esos momentos de manera brillante. Momentos que se delatan en la mirada, momentos que se sufren entre lágrimas, momentos que se celebran con los labios.

Eso explicaría el formato de los encuadres de la japonesa. Primeros planos reveladores: sonrisas forzadas a veces, dientes que se aprietan con entereza, suspiros solapados, desmayos insalvables.

Y al fondo, el mundo, desdibujado, lejano, desenfocado, en una genial utilización de la profundidad de campo por parte de Takahama.

La pareja es lo que queda cuando todos los demás se han ido. La pareja es lo que queda cuando todo lo demás se ha dejado atrás.

Atrás, esperando el zoom que lo arrastre de nuevo hasta nosotros.


Comments:
A menudo mis historias de amor son de uno solo: yo, que soy el que queda, despues de la despedida, despues de la ruptura, despues de mucho tiempo siendo yo solo y por fin confesandoselo a ella, o despues de mucho tiempo siendo tres y por fin descubriendolo yo.
No se si el final son dos y el principio son tres, o cuatro o todos. Me gustaria pensar que el fin deseado siempre sera dos, que tres mas cuatro siempre sera dos (aunque sea en varios distintos conjuntos). Que al final siempre sere dos, aunque sea tras varias distintas parejas.
Un saludo
 
Hola amigo. Esta prosa me resulta familiar. Me alegra verle por aquí de nuevo. Un saludo.
 
Amigo Jordi, me está haciendo Vd. una faena detrás de otra. Comenzó con Hino, siguió con Taniguchi y luego con Mochizuki. Y ahora remata con Takahama (pero en éste me he propuesto no caer). Verá, hasta para los tebeópatas hay un límite en el presupuesto mensual para comprar títulos. Por eso hay que seleccionar y renunciar a muchas cosas que uno quisiera saborear. Pero lo cierto es que con sus comentarios engolosina Vd. hasta al más plantado. Me gusta la "lectura" que sabe hacer de cada obra. Y ya ha conseguido que vaya a la librería en varias ocasiones en busca de cosas concretas. Ya le pediré esa visión para lo de mi trabajo sobre Corben (esta debe ser la tercera o cuarta vez que le amenazo; no desespere).

Un abrazo.
 
Desconocía por completo estas historias, hasta ahora Jordi.

Ya había revisaado tu blog, y ahora que ahondo más su lectura, me resulta más que grato.

Me contenta leerlo y apreciar sus ilustraciones.


Nos vemos.
 
Amigo Crocus!! Qué alegría verle por aquí de nuevo. Aquí estamos para lo que necesite. Y si le surge alguna duda sobre su trabajo sobre Corben, no dude en pasarse por aqui o mandarme un mail: dudaremos juntos !!
 
Celebro verte por aquí Virginia. Bonito encuentro entre el mundo del comic y el de la poesia. Bueno... a veces el comic también es poesía...
 
Hola, Jordi. Soy Luis Melgar de la universidad de navara. Muy interesante lo que has escrito, me encanta eso que dices de que la pareja es lo que queda cuando todos los demás se van. Me apunto el título del cómic y espero echármelo pronto al coleto. un abrazo desde la morada de sanfermín
 
Hola Luis!! Espero que te vaya todo bien por el norte. Al menos no os asáis de calor como aquí en el centro!! Recuerdos para los amigos de la Universidad y... a disfrutar de las fiestas... que se terminan !!
 
A vueltas con el amor. No conozco el comic, pero no puedo dejar de reconocer que no sé cómo lo haces, Jordi, pero provocas el deseo compulsivo de buscarlo y lanzarme a su lectura. Qué bueno.
 
Hola Inesmara, a tí que te apasionan los relatos cortos seguro que te gusta este comic. Pero resérvate unos euros para otra pieza maravillosa que voy a comentar en la próxima entrada. Ese te entusiasmará seguro.
 
Post a Comment



<< Home

This page is powered by Blogger. Isn't yours?

Suscribir con Bloglines Creative Commons License
This work is licensed under a Creative Commons Attribution-Share Alike 2.5 License.